El Ayuntamiento podrá explotar la publicidad que se exponga en sus pantallas

El alcalde de Villaluenga del Rosario, Alfonso Moscoso no se esperaba la repercusión que tendría la iniciativa municipal de poner un cajero automático en su localidad. Tras un año de gestiones con la empresa norteamericana, Cardtronics, ha logrado convencerlos para que implanten un dispositivo para la facilitación de dinero en efectivo a los vecinos y visitantes de esta población serrana.

La eliminación del único cajero que existía en la localidad y al no contemplarse por parte de la única entidad bancaria que existe en el municipio de poner al servicio de sus clientes un cajero, el alcalde comenzó una serie de gestiones que han culminado con la instalación de un dispositivo que ha entrado en funcionamiento esta semana.

El acuerdo es de un año y prorrogable a cuatro más. El Ayuntamiento, que ha cedido el terreno para su instalación, tendría que pagar unos 300 euros al mes a dicha empresa sino se consiguen el número de retirada de dinero para compensar con las comisiones el coste que tiene. El Consistorio, para intentar que no tenga coste, podrá colocar publicidad en las dos pantallas led con las que dispone este sistema, que solo se instala en grandes ciudades o centro comerciales.