El CABU de Ubrique ha comenzado los primeros entrenamientos de pretemporada de cara a un nuevo e ilusionante año en el que pretenden dar un paso más. Su presidente, Fernando Corrales, ha reconocido que quieren hacerlo a todos los niveles, tanto deportivo como en los valores que desde siempre han caracterizado al club.

De cara a la temporada 2018/2019, el club ubriqueño repite con cuatro equipos en competición: minibasket femenino, infantil masculino, cadete masculino y junior masculino. Todos ellos lo harán en la categoría de Copa Andalucía B. En este sentido, Fernando Corrales reconoce que una de las ilusiones que persiguen es poder volver a competir al máximo nivel autonómico como lograron durante muchos años. No obstante apela a la realidad del club que necesita crecer poco a poco.

Para ello necesita entrenadores, tal y como ha admitido el propio presidente, quien ha explicado que trabajan junto a la Federación Gaditana de Baloncesto para la organización de los cursos de Nivel 0 y 1 para así poder preparar e incentivar a los interesados.

En cuanto a las novedades de los equipos, cabe destacar el relevo en el banquillo del equipo que hace unos meses se proclamaba campeón de la Copa Andalucía B en la categoría infantil y que este año competirá en cadete. Así las cosas, Ángel Pérez recoge el testigo de un Juan Luís Esteban que se centra en su compromiso con el equipo EBA del DKV San Fernando.

El vigente campeón de la Copa Andalucía B en la categoría cadete seguirá entrenado por Juande Núñez si bien lo hará en junior. Además de ellos, el infantil seguirá creciendo de la mano de Pepe Domínguez y el mini femenino de José Antonio Orellana intentará redimirse de la pasada temporada y luchar por el título.

Fernando Corrales ha resaltado también el buen trabajo que llevan a cabo de la mano del Patronato Municipal de Deportes con las escuelas de baloncesto que son el futuro del club.