El municipio de El Bosque registra, a día de hoy, 21 casos activos entre sus vecinos, lo que supone una tasa de 982,7 positivos por cada 100.000 habitantes. Una cifra que podría aumentar con las numerosas PCR que se están realizando en estos días y que puede provocar que sobrepase la tasa de 1.000 un pueblo que, a día de hoy, jamás había pasado de la tasa de 500 con apenas 9 contagios simultáneos. 

 Pilar García, alcaldesa de El Bosque, ha solicitado a la Junta que actúe de inmediato en la toma de decisiones restrictivas para la movilidad antes de que tenga lugar la reunión del comité de expertos, prevista para el jueves. Algo que el gobierno autonómico, al igual que hiciera en otros casos como Grazalema o Ubrique, ha desestimado. 

También reclama a la delegación de Salud algo más de información acerca de la trazabilidad de los contagios, así como los motivos que barajan para explicar por qué la cuarta ola ha azotado antes y de una manera más contundente a la Sierra de Cádiz. 

La edil bosqueña asegura que todos los positivos se encuentran en buen estado de salud o con sintomatología leve, incluso una vecina de más de 95 años que ha resultado contagiada. No obstante, pide prudencia y precaución para que no siga expandiéndose el virus. 

 Además de la cuestión sanitaria, a Pilar García le preocupa la económica puesto que, con tan sólo un positivo más, los negocios de hostelería de los que viven muchos bosqueños tendrían que cerrar, al menos una semana. 

El Ayuntamiento ha procedido al cierre de los parques infantiles, ha suspendido el Mercadillo de los sábados y ha trasladado a la atención telemática o bajo cita previa algunos servicios municipales como Guadalinfo.