Este lunes, 12 de abril, se conmemora el Día de la Atención Primaria. Una parte de nuestro sistema sanitario que, en el caso de la comarca de la Sierra de Cádiz sigue presentando un carácter deficitario en lo que al número de profesionales se refiere. Así lo ha referido Antonio Mena, médico de familia del Centro de Salud de Prado del Rey, quien ha explicado que arrastran mucha carga de trabajo, en gran parte burocrático más que sanitario. Se trata de problemas que se arrastraban de antes de la pandemia pero que esta ha agravado. 

Antonio Mena ha manifestado que, en los últimos meses, se han producido refuerzos que han mitigado este déficit y ha señalado que, en cuestión de equipamiento, la situación es mucho mejor que hace un año, cuando sí hubo escasez de EPIs, mascarillas y demás material. 

 A día de hoy, hay muchos trabajadores, fundamentalmente enfermeros, que han sido destinados a la vacunación lo que ha supuesto dos consecuencias claras. Por un lado, el ritmo de la vacunación en la comarca es uno de los más altos de Andalucía, siendo la comunidad autónoma una de las más avanzadas en este sentido dentro del conjunto nacional. 

No obstante, ello se ha logrado en pro de descuidar otros aspectos de la atención primaria, lo que se traduce en servicios que no se están prestando o se están prestando mal. 

La mejora de la atención primaria, según Antonio Mena, corresponde a todos: desde la administración que debe poner más medios humanos, hasta los ciudadanos, que deben ser más consecuentes y empáticos con la realidad que vivimos. 

 Sin embargo, se muestra optimista de cara al futuro, una vez la situación se normalice, aprendamos ciertas conductas y, además, algunos procedimientos y protocolos instaurados a raíz de la COVID-19, se queden para un mejor funcionamiento para todos.