En la noche de ayer miércoles, dos contenedores de la calle Pasadilla, junto al margen del río, comenzaron a arder, provocando grandes llamas.

Afortunadamente no hay que lamentar daños personales ni materiales, más allá de los propios contenedores, ya que no había vehículos próximos estacionados.

Las causas de este incendio se desconocen, si bien se sabe que el primer contenedor que comenzó a arder fue el de papel y, posteriormente, el de vidrio al alcanzarle las llamas.

En las labores de extinción del mismo, que duraron en torno a 15 minutos, participó una patrulla de la Policía Local así como un equipo del Cuerpo de Bomberos.