La Guardia Civil de Cádiz ha detenido a 3 personas e investigado a otra, todos ellos vecinos de Arcos de la Frontera y pertenecientes a un conocido Clan denominado Los Palmeros que habrían robado en Cáritas Arcos situada en el interior de la Parroquia de la localidad.

El robo se produjo durante la madrugada del sábado siendo denunciado a las 8 de la mañana y esclarecido, detenidos sus autores y recuperados los efectos a las 11 horas de ese mismo día. Entre los efectos sustraídos figuraban alimentos de primera necesidad que iban a ser entregados a una treintena de familias necesitadas de la localidad, todos los efectos han sido devueltos a Cáritas tras obtener la oportuna autorización judicial. Como consecuencia de ésta actuación policial, se han detenido a 3 personas e investigado a otra, todos ellos integrantes de un conocido clan familiar.

El robo a Cáritas tuvo lugar durante la madrugada del pasado sábado en su sede de Arcos, situada en el interior de la Parroquia de dicha localidad, siendo descubierto y denunciado por el párroco, titular de la misma sobre las 8 horas de la mañana, con la consiguiente desazón por la pérdida de unos alimentos que había costado mucho esfuerzo conseguir.

Tras realizar la inspección ocular en el lugar de los hechos, la Guardia Civil de Arcos se percató de que el modus operandi era similar al utilizado por un conocido clan de la localidad, dedicados a los robos en interior de viviendas habitadas para cambiar lo sustraído por dosis de “rebujo”, mezcla de heroína y cocaína, de gran poder adictivo y escaso precio, que tantos problemas sociales causa entre nuestros jóvenes.

Tras recabar distintos indicios, los guardias civiles sometieron a una vigilancia discreta a los investigados, viéndose recompensado sus esfuerzos a los pocos minutos cuando pudieron observar en la vía pública a uno de los ahora detenidos portando efectos de los sustraídos, con la clara intención de venderlos o cambiarlos por dosis de estupefacientes. De forma inmediata se procedió a su interceptación en la vía pública comprobando que efectivamente se trataba de género sustraídos en el robo, sin poder aportar ninguna justificación de su procedencia.

La experiencia y el sagaz manejo de la situación por parte de los agentes actuantes, determinó la recuperación íntegra de los efectos sustraídos y el traslado a dependencias policiales para la consecución de diligencias y puesta a disposición judicial de todos los implicados en el robo, los cuáles terminaron reconociendo su participación en los hechos que se le imputaban. Los detenidos han sido puestos a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de los de Arcos de la Frontera, cuyo titular autorizó a realizar la entrega de los efectos recuperados a Cáritas Arcos.

La labor altruista que realiza Cáritas en éstas fechas es de suma importancia para las familias más desfavorecidas de nuestras localidades gaditanas, por lo que robos como éste de alimentos de primera necesidad y de elementos con los que Cáritas realiza su labor, se convierten en prioritarios para todos los hombres y mujeres que componen la Guardia Civil gaditana.