Grazalema y Benamahoma ya están preparados para afrontar una Navidad especial y con grandes atractivos para sus vecinos pero también para los turistas que poblarán sus calles desde este mismo puente. Este jueves, 5 de diciembre, se procederá al encendido de los alumbrados que se presentan como gran novedad para este 2019.

 De esta forma, en la Plaza de España de Grazalema se ha instalado una bola navideña gigante mientras que en Benamahoma se ha apostado por un gran árbol que engalana las zonas céntricas de ambas localidades. Carlos García, su alcalde, ha realzado el esfuerzo que supone para estos pueblos pequeños pelear cada año por tener unos alumbrados más que dignos.

Grazalema llega cada Navidad con los ‘deberes hechos’ en el sentido que cuenta con gran aceptación y el trabajo municipal y de los colectivos se centran cumplir con esas expectativas creadas. Carlos García explicaba que el trabajo se orienta en un doble objetivo. Por un lado atender a cuantas personas los visitan y dar esa idea de que en los pueblos también se disfruta la Navidad y por otro fomentar la actividad cultural y festiva.

Este fin de semana en Grazalema se ofrecerá una degustación de Buñuelos en San Juan mientras que el sábado tiene lugar la Zambomba Flamenca por el grupo Sones de Navidad con el Cachorro de Paterna. Para el sábado 14 llega el Belén Viviente de Benamahoma que, pese a ser su séptima edición, ya se ha hecho un hueco entre los más atractivos de la comarca.