Esta noche, en la última sesión de semifinales del COAC del Gran Teatro Falla, Antonio Medina volverá a estar sobre las tablas con la comparsa de Fran Quintana, Los Pacientes. El grazalemeño se ha mostrado tranquilo ante una cita de envergadura y cree que lo que tienen que hacer es seguir la línea que les ha llevado ahí que no es otra que hacer disfrutar disfrutando y meterse a la gente en el bolsillo con una sonrisa.

 En este sentido ha revelado que el ‘buen rollo’ que transmite la agrupación no es fruto de ensayar ni de actuar sino que solo refleja la buena relación y sintonía que tienen todos los componentes.

 Igualmente, ha resaltado las características que tiene el autor y director, Fran Quintana, en estas dos facetas pero también como persona.

 Antonio Medina ha repasado la trayectoria de la comparsa durante este concurso donde han mantenido una línea que recuerda a la del año pasado, Los Buscadores, con la que también alcanzaron las semifinales, pero logrando ser diferentes. Mantener la esencia y el sello pero con un aire renovado.

 En torno al COAC, el grazalemeño ha destacado el alto nivel mostrado ya no sólo por las punteras sino también por una ‘clase media’ o un ‘pelotón perseguidor’ que lleva un par de años dando un paso adelante y encareciéndoles la final a los favoritos.

 En este sentido cree que alcanzar la final es muy difícil si bien sostiene que se han ganado por méritos propios el soñar con ello. “Todo lo que venga, bueno es”, ha señalado un Antonio Medina, que ha adelantado que “letras hay” no sólo para semifinal sino también para un hipotético cuarto pase.