Un día después del anuncio de la Federación Andaluza de Fútbol del fin de todas sus competiciones, el organismo andaluz emitía un comunicado en el que anunciaba el cuadro de honor de todas ellas.

Tras finalizar en primera posición del grupo 3 de la 4ª Andaluza, el Ubrique UD Juvenil ha conseguido el ascenso de categoría tras un año inmaculado en el que ha sumado 19 victorias y 4 empates en los 23 partidos disputados, en los que no ha conocido la derrota. Los de Ángel Román han aventajado en 8 puntos a su más inmediato perseguidor, sumando 91 goles a favor y 30 en contra.

 El técnico ubriqueño ha valorado en la sintonía de Radio Comarca lo que considera un año redondo, en el que todo ha salido rodado, justo en la temporada en la que se unían los tres grupos de jugadores que ha entrenado desde que está en los banquillos.

El final inesperado evita que lo puedan celebrar como ellos hubieran querido pero no resta ni un ápice de mérito a lo conseguido por los ubriqueños. Pese a tener buena materia prima y contar con un grupo destacado de jugadores, la competición es algo donde siempre suele fallar algo. Por eso conseguir encadenar 23 partidos sin perder es algo que hay que valorar en su justa medida, teniendo en cuenta que se ha logrado también realizando un buen fútbol sobre el terreno de juego.

Ángel Román ha querido agradecer a todos sus jugadores, cuerpo técnico y padres y madres la dedicación que le han puesto a la temporada y se ha acordado de los cinco jugadores que el año que vienen dan el salto a la categoría senior y que tienen la pretemporada asegurada con el grupo que dirige Miguel Domínguez. Un equipo donde han debutado siete jugadores esta temporada además de los que ya lo hicieran la campaña anterior.