La Fundación López Mariscal ha incorporado un total de 14 personas a la plantilla de trabajadores de la residencia de ancianos para atender las necesidades básicas de la misma. De esta manera, 7 auxiliares, 2 personas para el servicio de enfermería, 4 para el servicio de limpieza y 1 para el de lavandería se encuentran trabajando desde este mismo lunes.

Esther Carrasco, portavoz del colectivo, ha destacado que las donaciones cobran un sentido especial en esta situación de crisis sanitaria en la que hay que actuar con urgencia y ha valorado la celeridad de todas estas gestiones que se llevaron a cabo durante el mismo domingo.

 Por otro lado, el colectivo presidido por José Luis López ha repartido un total de 10.000 mascarillas de las cuales la mitad han sido entregadas al Ayuntamiento para que, a su vez, las reparta en función de las necesidades que tenga el pueblo.

Esther Carrasco ha detallado que, además, la fundación ha aportado 2.700 euros en telas para la elaboración en la sede de Movex de batas destinadas a los sanitarios y ha repartido en lo que llevamos de estado de alarma más de mil lotes de alimentos de primera necesidad a familias en situación de vulnerabilidad.