Este miércoles, a partir de las 21:00 horas, el pueblo de Cortes, y otros colindantes como Ubrique o Ronda, estarán pendientes de su vecino Alejandro Camacho, jugador del Club Deportivo Alcoyano y que se enfrenta en dieciseisavos de final de la Copa del Rey al Real Madrid de Zinedine Zidane.  

Lo hacen tras dejar en la cuneta a otro ‘Primera’ como la SD Huesca, donde Camacho fue el autor de la asistencia del gol que certificaba el pase de su equipo en el minuto 84. Días después, el pasado 8 de enero, el sorteo les emparejaba con uno de los mejores equipos del mundo. 

El de mañana no es sino uno de los sueños que el joven futbolista tenía desde pequeño. Así lo ha resaltado en la sintonía de Radio Comarca, donde ha asegurado que es la recompensa al trabajo y al sacrificio que ha llevado a cabo desde pequeño. No solo suyo, sino también de sus padres cuando tenían que dejar de lado sus labores para llevarlo a entrenar y a los partidos. 

 La historia de Camacho es uno de los vivos ejemplos de que se pueden alcanzar estas cotas también si eres natural de un municipio pequeño o una zona rural alejada de las grandes ciudades. 

El partido de mañana le llega al jugador cortesano en uno de sus mejores momentos a nivel individual desde que llegara al Alcoyano procedente del UCAM Murcia. Titular en los últimos cuatro partidos de su equipo, el extremo se siente preparado para disfrutar de esta experiencia, pero sobre todo para seguir creciendo como futbolista con los pies en el suelo.