Alcalá del Valle ya vive la sexta edición de su Feria del Espárrago. En el acto inaugural han intervenido la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García; el delegado del gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia gaditana, Juan Luis Belizón; la alcaldesa del municipio anfitrión, Dolores Caballero y el presidente de la sociedad cooperativa Los Europeos, Rafael Aguilera. La responsable del área de Empleo de Diputación, Ana Carrera, y el diputado de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía, Jaime Armario, han participado en la apertura de esta feria.

Tras esta apertura se abren tres días de celebración con el espárrago triguero como protagonista. Su versatilidad gastronómica se confirmará en diferentes catas y demostraciones de cocina, si bien la organización ha diseñado un programa diverso en el que convergen actuaciones musicales, concurso de pintura y actividades lúdicas hasta el domingo 15 de abril.

Irene García ha explicado que un cultivo como el espárrago es un referente representativo de lo que busca la Diputación en coordinación con los Ayuntamientos: productos de calidad que inciden en la creación de empleo y que son capaces de asentar a las poblaciones en sus municipios. Esta es la vocación que se persigue con los planes de cooperación local y los programas de obras que se han activado en el presente mandato corporativo y que, en el caso de Alcalá del Valle, han propiciado inversiones por encima de los 700.000 euros en menos de tres años.

Juan Luis Belizón ha valorado las intervenciones que emprende la administración autonómica en materia de infraestructuras. Alcalá del Valle es destinataria de la construcción de la nueva carretera de Lora -en la que también participa Diputación-, que agilizará el acceso a la localidad y que redundará en una mayor competitividad para distribuir el espárrago. El delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz también mencionó el fructífero acuerdo que la cooperativa Los Europeos ha alcanzado con la firma Única Group.

La alcaldesa Dolores Caballero agradeció todos los apoyos que convergen en la realización de la feria y destacó la pujanza del cultivo del espárrago, que ya requiere la adquisición de tierras en municipios limítrofes para ganar en producción y dar oportunidades de empleo a sus vecinos. Jornales y valor añadido que se erigen como bazas para evitar la emigración.

Rafael Aguilera, en representación de Los Europeos, defendió el papel de la cooperativa como negociadora en los procesos de compra de tierras para su posterior cesión a los agricultores en régimen de arrendamiento. La empresa ya cuenta con 800 socios. Aguilera cifró en 200 el número de familias que actualmente se afanan en las 300 hectáreas dedicadas al cultivo del espárrago en Alcalá del Valle. Una labor que genera medio millar de empleos, mientras que la planta envasadora desde la que se comercializa el producto genera otro centenar de puestos de trabajo ocupados, mayoritariamente, por mujeres. El presidente de Los Europeos también demandó ayuda institucional frente a las pérdidas ocasionadas por el temporal.

Alcalá del Valle no se entiende sin su espárrago verde. Un “cultivo social” netamente exportador, ya que el 85 por ciento de la producción se vende en mercados exteriores: Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, Finlandia o Grecia son algunos de sus destinos. Un valor nutritivo que la Diputación de Cádiz también promociona en algunas de las más relevantes ferias gastronómicas del calendario nacional, al objeto de fomentar su consumo en el mercado español.